Almassora: PSPV y Compromís reconocen tras tres años de gobierno que la apertura del Camí Voramar de la playa de Almassora es inviable


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2018/8/175632_104294/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/8/175632_104294/2_M1.jpg
La Plana al Dia | Almassora | General | 10-08-2018
PSPV y Compromís reconocen tras tres años de gobierno que la apertura del Camí Voramar de la playa de Almassora es inviable

PSPV y Compromís reconocieron este pasado lunes en el pleno de Almassora la inviabilidad del proyecto de reapertura del Camí Voramar. La apertura de la vía peatonal fue una promesa electoral de ambas formaciones políticas que mantuvieron viva ante los vecinos de la playa tanto como oposición como posteriormente al frente del consistorio. "Hoy utilizan los mismos argumentos que el Puerto nos dio a nosotros para negarnos la apertura del camino. Los mismos, paradójicamente, que ellos rechazaban".

Luis Martínez, concejal del Grupo Municipal del Partido Popular en Almassora aprovechó el pasado lunes el turno de ruegos y preguntas del pleno ordinario para consultar a ambos ayuntamientos si después de la foto publicada el 16 de octubre de 2015, en la que la entonces alcaldesa, Susanna Nicolau, se entrevistaba con el presidente de la Autoridad Portuaria, se había dado algún paso más.

La respuesta de la regidora delegada de Playa, Amaya Gómez, reconocía la inviabilidad del proyecto que PSPV y Compromís han mantenido como una opción factible durante años. "Hoy los argumentos que esgrime el Puerto de seguridad, los que justifican el cierre de este camino, ya son válidos para ambos partidos. Eran los mismos que nosotros obteníamos durante nuestra etapa de gobierno. Sin embargo, entonces, los partidos que hoy se han repartido los despachos del ayuntamiento nos criticaban y acusaban de irresponsabilidad".

Afortunadamente, "el tiempo pone a cada uno en su sitio y las falsas promesas y mensajes populistas que PSPV y Compromís lanzaron en campaña se desarman". "Lo triste", ha apostillado Martínez, "es que durante todos estos años ambos partidos han mantenido la falsa esperanza entre los vecinos de Almassora, especialmente los de la playa, que ellos y sus políticas iban a ser capaces de reabrir el camino". Una esperanza "fraudulenta que hoy, pasados más de tres años desde sus anuncios, reconocen inviable. Podrían haber ahorrado muchas de estas promesas si en lugar de atacar al contrario hubieran tenido sentido de la responsabilidad. Sin embargo, poco se puede pedir a quien solo se mueve por impulsos electoralistas, los vecinos importan bien poco".