Burriana: 'El calor agota a los toros en 25 minutos'


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2014/9/111099_59763/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Fiestas | 12-09-2014
'El calor agota a los toros en 25 minutos'

El aumento de la temperatura media del mes de septiembre en 2,5 grados está pasando factura a los toros cerriles que se vienen exhibiendo en las fiestas patronales de na Misericòrdia. "Los toros están dando un buen rendimiento, pero todos están siendo marcados por el sofocante calor de estos días", explicó el edil de fiestas, Carlos Solá

El concejal añadió que este calor es el culpable de que " los toros no pueden durar más de 20 ó 25 minutos". Y más afectados se ven los astados más bravos, los más peleones y los que más se emplean a fondo. Este jueves se vio un claro ejemplo en el primero de la tarde.

Comenzó la jornada en la plaza de El Pla con la suelta del ejemplar de Jovens del Bou. Fue un toro de la ganadería de La Dehesilla, de nombre Alberco y de color castallo bocidorado. Fue un astado que lo dejó todo sobre la arena. Acudió a todo el que lo citó ya fuera con el cuerpo a cuerpo o ayudado de alguna camiseta y tampoco dudó en rematar en las barreras.

El esfuerzo y el calor reinante acabaron agotándolo hasta el extremo de que terminó extenuado y no pudo entrar en los corrales a los que accedió vivo, pero arrastrado. La bravura demostrada le valió una sonora ovación del respetable que agradeció de este modo el que se postule como uno de los mejores animales de las fiestas.

Luego le llegó el turno a Desgreñado, un toro de la ganadería de Lagunajanda patrocinado por la penya Bourrianeres. Antes de la salida del astado se guardó un minuto de silencia en memoria de José Barrio, el Reve, y se depositaron dos ramos de flores sobre la arena y frente al cajón. Además, la penya solicitó que nadie parara al astado en la salida y así sucedió. El astado, de color castaño, bragado, meano, corrido, giró y axiblanco también estuvo a buena altura y tras acudir a las llamadas de los 'rodaors' en la plaza del Ayuntamiento, se desplazó hasta El Pla.