Burriana: El Club 53 exalta a Ana Lleó


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/2/120759_65597/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Fiestas | 22-02-2015
El Club  53 exalta a Ana Lleó

El Club 53 exaltó anoche a Ana Lleó Bono como su Fallera Mayor 2015, un ejercicio en el que se cumple el 50 aniversario de la constitución del club que después dio pie al nacimiento de la falla. De hecho esta efeméride estuvo presente durante la noche a la que asistieron más de medio millar de personas.

La numerosa corte de honor está compuesta por las jóvenes Laura Petit Sanahuja, Renata Franch Franch, Andrea Tejedo Vicent, Ana Tejedo Fuster, Sara Miranzo Arnandis, Carlota RamÍrez Ferrada, Claudia Pascual Carceller, Elena Balmaseda Ferrada, Marta Gurrea Sabater, Lola Piquer Monsonís, Teresa Pérez Caballer, Isabel Peris Ania, Marta Gozalbo Serra y Mireya Uso Montalbán.
Los encargados de presentar la velada fueron Jorge Tejedo y Encarna Ferrer, que optaron en esta ocasión por simular la movilidad de los presentadores de televisión y no utilizaron atril.

A las ocho y media de la tarde la comisión y las falleras recibieron al resto de comisiones de la localidad y después de la cena comenzó el solemne acto de exaltación. Especial cuidado tuvieron los organizadores en el momento del mantenedor, un cargo que recayó en la figura de Jorge García Vicent, quien se ayudó de la música, el fuego e incluso de una pantalla para encandilar a las falleras y todos los presentes en una intervención mágica que contó también con la intervención de Iván Arribas para mostrar varios trucos. Y es que todo el discurso del mantenedor se basó en una noche mágica en la que fue recuperando la historia de la fundación del casino hasta llegar a 1972, año en el que se fundó la falla. Aí fue desgranando coincidencias y hechos que han llevado a que sobre el escenario hubiese anoche media docena de falleras que son nietas de los fundadores, e hizo un alegato a la continuidad de las dinastías, pues ésa era la mejor prueba del prometedor futuro para la falla. Pero había más, ya que otras tres falleras son hijas de presidentes y del resto, sin vinculación ascendiente con la falla, son el fruto de la hospitalidad de la misma, algo que las ha atraído y son el germen del crecimiento.

Momento cumbre fue el instante en el que tuvo que glosar a la máxima representante de la falla. Fue entonces cuando aparecieron dos violines y dos violoncellos que interpretaron una pieza musical -la música es una de las pasiones de Ana Lleó- para concluir con fiesta, fuego y la proyección sobre una pantalla de una mascletà, la 9ª sinfonía, de Caballer. La fiesta musical puso el punto y final a la velada.