Burriana: Elogiosos poemas para Alejandra Guardino en la Pleitesía a la Reina Fallera 2015


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2015/3/121793_66261/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Fiestas | 12-03-2015
Elogiosos poemas para Alejandra Guardino en la Pleitesía a la Reina Fallera 2015

Alejandra Guardino fue el centro anoche de todas las miradas y alabanzas del mundo fallero de Burriana. Las 19 comisiones y también su propia corte de honor no escatimaron calificativos, elogios y enaltecimientos hacia el más alto exponente de las fallas de Burriana 2015.

Desde lo alto del escenario del Teatre Payà Alejandra Guardino fue recibieno los poemas de las fallas y la suya, la Societat de Caçadors, aguardó hasta casi el final. Fueron momentos emotivos, pero más aún los que llegaban a continuación con las glosas de su tía, Nela Marín Diago. Fue justo antes de que su corte y después la Reina Fallera Infantil, Carmen Doménech, hicieron lo propio para poner la guinda a la velada.

Ya en la recta final del acto tuvo lugar el homenaje fallero que este año las comisiones decidieron por votación que el reconocimiento fuera para Salvador Chabrera. A lo largo de su dilatada trayectoria como fallero ha sido hasta seis veces presidente de falla. De ellas cuatro fue en el Barri Valènca y los otros dos ejercicios en el Club Ortega. Pero, además, por la ubicación de su vivienda, siempre vivió muy cerca las fallas y su casa fue, durante muchos años el casal del Garbó hasta el punto que incluso los músicos que contrataba la falla para la semana de fiestas incluso dormían allí. Eran otros tiempos y todavía no había llegado la tradición de tener un casal. Pero también en su vivienda se conectaba la luz para iluminar el monumento y era el lugar en el que se guardaban las herramientas que se utilizaban. Ahora, a sus 77 años de edad le llegó el reconocimiento del mundo fallero.

Chabrera subió al escenario acompañado por sus dos nietas, Adriana y Pepa Cifuentes, ataviadas con la indumentaria regional, la Fallera Mayor del Ortega, Laura Conde, y las dos presidentas de esta falla. Además, las integrantes de la corte de honor le acompañaron por el pasillo hasta pie de escenario.