Burriana: La Bosca exalta a Myriam Cervera con petición de boda incluida


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/1/138388_76287/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Fiestas | 18-01-2016
La Bosca exalta a Myriam Cervera con petición de boda incluida

La Bosca exaltó este sábado por la noche a sus falleras 2016. Un acto en el que la protagonista fue Myriam Cervera Pérez, Fallera Mayor de este ejercicio, pero también por la sorpresa que le deparó su pareja sentimental al tomar la palabra, arrodillarse sobre el escenario y pedirle que se case con él después de 16 años de relación. Fue el momento más apoteósico de la velada y todos los presentes así lo entendieron con unos sonoros y prolongados aplausos.

Del mismo modo, también se exaltó a la Fallera Mayor Infantil, María Vidal del Barrio, que hizo su entrada en la Llar Fallera acompañada por su hermando Adrián Vidal del Barrio. La corte de honor infantil está formada por los niños Nazaret Aibar Vilar y Adrián Franch Cervera; Alba Gimeno Caldés y Jesús Bezler Cortés; Ariadna García Muñoz y David Viñals Pérez, mientras que la corte de honor mayor la forman las jóvenes Marta Vicent Rosado, Jenifer Martínez Ramón, Patricia Castellano Saavedra, Estefanía Viñals Sancho, Sandra Muñoz Almela, Sandra Arenas Porter, Judith Borja Cárdenas y Bárbara Muñoz Almela.

Con todo el escenario repleto de falleras, fue el turno de la despedida de Jenifer Martínez Ramón como Fallera Mayor 2015, aunque la joven no acaba aquí su periplo fallero, ya que ha decidido continuar y este año es integrante de la corte de honor de sus sucesora.

La exaltación propiamente dicha tuvo un corte clásico, sin mantenedor, pero suplido con creces con la sorpresa de la petición de boda y que se convirtió, sin duda, en el comentario de la noche, pues era la primera vez que ocurría una cosa así enmedio de una exaltación fallera de Burriana.