Burriana: Queda un mes para la festividad de Sant Josep, pero las fallas aún no se recuperan de la crisis


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2016/2/139800_77326/8_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Fiestas | 19-02-2016
Queda un mes para la festividad de Sant Josep, pero las fallas aún no se recuperan de la crisis

Los artistas falleros ya trabajan contrarreloj y buscan sacarle 25 horas al día. Resta justo un mes para la festividad de Sant Josep y poco más de dos semanas para que las primeras piezas se dejen ver en las plazas más grandes de Valencia. En los talleres la actividad es frenética. Unos pintan, otros recubren de plástico las piezas ya terminadas, pero todavía quedan algunas que están en blanco e incluso alguna que otra, en cartón.

La forma de ser del artista fallero es lo que le hace acabar el monumento justo en el momento en el que lo planta. Hasta ese momento, "si tuviésemos más horas, más cosas haríamos", señalan mientras no paran de dar pinceladas. Y es que siempre que pueden, no dudan en completar la falla un poco más, con algún detalle extra, e incluso con alguna pieza que en principio no estaba prevista.

A pesar de todos los esfuerzos, "este año aún se van a dejar sentir las consecuencias de la crisis económica", asegura Sergio Musoles, secretario del Gremi d'Artistes i Artesans Fallers de Burriana. El motivo, "que en este sector la crisis tardó uno o dos años en llegar, porque fue el tiempo que tardaron las comisiones en notar que se les estaban borrando comisionados y reaccionaron reduciendo presupuestos". Ahora, por el contrario, ocurre justo lo opuesto y los propios falleros necesitan "una mayor confianza y solvencia económica para volver a apuntarse a la falla y cuando la comisión tengan ese incremento de ingresos será cuando lo traslade al monumento".

En Valencia capital ya se nota un cambio en la tendencia de los jurados de valorar más la calidad y los acabados de las fallas, por encima del volumen del conjunto, "pero en los pueblos cuesta más en tenerse en cuenta".

Para el caso de Burriana, este año hasta siete comisiones van a figurar en la Sección Primera. La favorita para alzarse con el primer premio es el Club 53, pero sin dejar de lado los monumentos de Don Bosco o Sant Josep. Y también se han incorporado a esta sección el Barri València, La Vila, Chicharro y Jaume I.