Burriana: Las comisiones falleras ultiman la Cavalcada del Ninot de este fin de semana


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/3/154890_88707/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Galeria/2017/3/154890_88707/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/3/154890_88707/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/3/154890_88707/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/3/154890_88707/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/3/154890_88707/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/3/154890_88707/7_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Fiestas | 03-03-2017
Las comisiones falleras ultiman la Cavalcada del Ninot de este fin de semana

Los casales falleros de Burriana tienen estos días una alta actividad. Y es que hay que terminar de construir las carrozas que se visten con miles de pequeños y coloridos papeles de seda. Pero también porque hay que ultimar los detalles y complementos de la comparsa que antecederá a las falleras.
En este sentido, indicar que este año la crítica local, aunque la habrá, deja paso a cuestiones nacionales o internacionales relevantes. Es el caso de Cardenal Tarancón que dedicará la comparsa a Donald Trump.
Ya en el panorama nacional, el Club 53 alegrará el desfile con los 'bailes andaluces', mientras que otras comisiones se han decantado por diferentes vertientes políticas. Así es como la Mercé seguirá el lema 'Rajoidin' para tratar las tres elecciones nacionales que se celebraron en España en el plazo de un año. Don Bosco, por su parte, utiliza los diferentes carnavales del mundo para representar a los cuatro partidos políticos mayoritarios de ámbito nacional, aunque las caras conocidas de la política local no se escaparán.
Y ya completamente local será la crítica de la comparsa del Barrio Valencia, que bajo el lema de 'Borriana, un món de revista' recuerd distintas revistas de destape para relacionarlas con cada uno de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento.
Por lo que a las carrozas se refiere, la tarea es árdua, sacrificada y muy minuciosa. Y es que los papeles de seda primero se recortan en circulos, luego hay que separarlos y a la hora de colocarlos en la carroza, se pegan de dos dos ya sean del mismo color o combinándolos para crear efectos de lo más variados con diferentes difuminados y tonalidades. Prácticamente se va cubriendo así centímetro a centímetro de las siempre llamativas y espectacuares carrozas.
Pero para conseguir la admiración del numeroso público que se espera que ocupe los dos lados de las aceras de todo el recorrido, el trabajo en el casal se ha venido realizando, en algunos casos, desde el pasado mes de noviembre, muchas veces en horario nocturno y mientras la gran parte de la población está en casa después de cenar o en los fines de semana. A pesar del frío o las inclemencias meteorológicas, los casales se han venido poblando de falleros para elaborar una carroza que comenzó con un diseño y continuó con la construcción de la estructura. Después se recubrió con cartón o madera y sobre estas superficies se ha ido, finalmente, pegando los miles de papelitos multicolores de seda.
Y todo, para un desfile que dura aproximadamente una hora, pero que destila humor y fantasía por los cuatro costados. Pero también, para ensalzar a las falleras que van estratégicamente ubicadas en la propia carroza.