Burriana: Burriana celebra con feria y calderas el Ecce Homo


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164140_94751/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 13-10-2017
Burriana celebra con feria y calderas el Ecce Homo

Burriana celebró ayer L'Axiamo con calderas, paellas y feria. Como es tradición, varias comisiones falleras cocinaron la típica caldera con carne de cerdo a las puertas del casal. Fueron, entre otros, el Club 53, Don Bosco, Barri València, Chicharro, La Mercé, o el Centre Espanya, aunque en muchas de ellas, caso del Club Ortega, también se guisó otro plato tradicional valenciano como es la paella. Es la excusa para celebrar una jornada de convivencia y, al mismo tiempo, agradecer al barrio la colaboración mediante lotería, rifas y demás aportaciones, para sufragar los gastos de la falla.

Pero el apartado culinario se complementa con el comercial. El camí L'Axiamo se llenó de puntos de venta de dulces tipicos navideños, embutidos artesanos, juguetes, bolsos, bisutería y un largo etcétera de productos. El buen tiempo invitó que se contaran por miles los burrianenses y visitantes que se acercaron y cumplieron con la tradición de darse una vuelta por la feria hasta la ermita del Ecce-Homo. Allí se ofició misa a las diez y media de la mañana y después se dio a besar la reliquia y se repartieron los panes bendecidos. A partir de ese instante comenzaron también a encenderse las velas de los fieles. Al finalizar la jornada se pudieron contabilizar alrededor de 1500.

Se trata de una tradición de fe y devoción que comenzó tras el encuentro en las tierras sobre las que se asienta ermita, una imagen de piedra en la que se veía una instantánea de Cristo ante Pilatos. Eso ocurrió en 1787 en las tierras entonces propiedad de Francesc Mainer. En las últimas dos décadas se le ha dado un impulso a la ermita y poco a poco se ha ido restaurando. Se ha renovado la cubierta, las puertas, la pintura interior y también se la ha dotado de luz eléctrica y también de un Vía Crucis de cerámica pintada, obra del artista local Juan Dualde basándose en fotografías del modelo antiguo. Antes las estaciones estaban en la pared exterior de la ermita y ahora se ubican en el interior templo para prevenirlas de actos vandálicos.
El comercio local sale a la calle
Este año se ha unido -tras varios años de paréntesis- el comercio local, aunque no en la avenida Jaume I, ni tampoco en el camí Ecce-Homo, pero sí en la intersección anterior y aunque en menor medida que cuando se montaban los puestos durante varias jornadas, sirvió para animar las ventas locales y unirse a la tradición de la feria de L'Axiamo. También a ellos les benefició el buen clima que reinó a lo largo de toda la jornada, a diferencia de lo que ocurrió el pasado año.


Añadir comentario

Nombre (requerido)

Escriba su comentario

laplanaaldia.com se reserva el derecho de retirar todos aquellos comentarios y aportaciones que vulneren el respeto a la dignidad de la persona, que sean discriminatorios, xenófobos, racistas, pornográficos, que atenten contra la juventud o la infancia, el orden o la seguridad pública o que, a su juicio, no resultaran adecuados para su publicación. En cualquier caso laplanaaldia.com no será responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de lo comentarios.

Comentarios