Burriana: Burriana reparte 3.500 rollos, por Sant Antoni


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/1/167964_97912/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 21-01-2018
Burriana reparte 3.500 rollos, por Sant Antoni

Alrededor de 3.500 rollos se repartieron a lo largo de la jornada de ayer en Burriana con motivo de las celebraciones en honor a Sant Antoni, patrón de los animales. Hubo reparto por la mañana, en los poblados marítimos, y por la tarde, frente a la iglesia parroquial de la Mercé, justo en el punto en el que el párroco bendecía a los animales.

Los caballos tuvieron gran parte del protagonismo de la fiesta de Sant Antoni en Burriana. Por la mañana, con el tradicional almuerzo en el arbolado del antiguo cámping y el posterior pasacalle por los poblados marítimos de el Puerto. Y, frente a la iglesia de la Virgen del Carmen, la bendición y reparto de rotllos. Fue, además, la primera oportunidad para que los vecinos pudiesen sacar a bendecir a sus animales de compañía.

Pero sin lugar a dudas, el pasacalle más multitudinario es el que tiene lugar por la tarde. A las seis de la tarde partió la comitiva desde la plaza del Ayuntamiento para realizar un trayecto urbano de más de tres cuartos de hora de duración. A lo largo del trayecto que encabezaban los caballos y diversos mansos, se fueron sumando vecinos que, tras ver el desfile, se sumaban en la cola para continuar el pasacalle hasta la Mercé. Una vez allí, las Reinas Falleras, Judit Pesudo y Ana Giménez, mayor e infantil, respectivamente, y sus cortes de honor, fueron repartiendo los rollos a todos los participantes.

Se vieron animales de lo más variado. Los más multitudinarios, los perros, de todas las razas. Pero también gatos, conejos, hurones, pájaros también de tipos muy variadas, tortugas, una cabra, ... sin olvidarse de los caballos, burros y matxos.

Tras la bendición y recoger el rollo, la comitiva continuaba hasta el aparcamiento del antiguo matadero. Allí, en la plaza José Iturbi, se prendió fuego a una gran hoguera para que los que quisieran pudieran darle tres vueltas, eso sí, alejados del fuego porque el calor era importante, y más en una jornada que ya de por sí contó con una temperatura de lo más agradable y extraña para el mes de enero. El Grup de Danses L'Arenilla puso la nota de folklore con sus danzas tradicionales y animando a los que así quisieron a animarse a danzar un rato.