Castelló: El H. Provincial trató en 2016 a 33 pacientes con terapia metabólica


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/8/162010_93031/1_M1.jpg
Publicidad
La Plana al Dia | Castelló | General | 16-08-2017
El H. Provincial trató en 2016 a 33 pacientes con terapia metabólica

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Provincial de Castellón trataron con terapia metabólica a 33 pacientes el año pasado, un 57 por ciento más que en 2015, según datos facilitados por el centro.
El centro hospitalario da cuenta en nota de prensa que el 10 por ciento de la actividad del Servicio se centra en la terapia metabólica, un tratamiento en el que se administra al paciente medicamentos radiactivos no encapsulados que se fijan en los órganos o tejidos a tratar y destruyen la lesión.
Este tratamiento está indicado para tratar el cáncer diferenciado de tiroides papilar, olicular y mixto, así como las metástasis de esos tumores y el hipertiroidismo y sus diversas modalidades. Además, también se recurre a este tipo de tratamiento paliativo del dolor de cáncer de mama, próstata y metástasis ósea.
Acerca del porcentaje de curación de la terapia metabólica, el comunicado del centro apunta que es elevado, tiene escasos efectos secundarios y en casos de hipertiroidismo el tiroides se normaliza.
La vía de administración de los medicamentos radiactivos es oral o intravenosa y el tratamiento requiere la hospitalización del paciente en una habitación especialmente adaptada a las normas de protección que establece el Consejo de Seguridad Nuclear.
El Hospital cuenta con dos habitaciones dedicadas para la aplicación de este tratamiento. Así, el paciente permanece en esta habitación en régimen de aislamiento sin poder salir ni recibir visitas hasta que los niveles de irradiación disminuyen.Durante este tiempo, el paciente recibe atención permanente por parte del personal médico y de enfermería del centro.
El control radiológico de los trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes se lleva a cabo mediante sistemas de detección de tipo pasivo, denominados dosímetros, cuya lectura es realizada por entidades e instituciones expresamente autorizadas y controladas por el Consejo de Seguridad Nuclear.