Castelló: A Blanch le preocupa que la espiral de delaciones en la que ha entrado el PP pueda acabar salpicando a más nombres y apellidos conocidos


 
La Plana al Dia | Castelló | General | 20-01-2018
 

El secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ernest Blanch, considera "vergonzosos e indignantes" los testimonios que nos está dejando el juicio de la rama valenciana de la Gürtel que se celebra en la Audiencia Nacional y que ponen de manifiesto que "esta tierra ha estado durante dos décadas en manos de unas personas sin escrúpulos, de dudosísima catadura moral y que, como resulta evidente, llevan la traición en su ADN". Al respecto señala que "durante años estuvieron traicionando la confianza que les dio el pueblo valenciano, incluido el de Castellón, y ahora que se ven perdidos, no dudan en traicionarse entre ellos; porque al ser yonquis del dinero, lo único que les ha unido durante todos estos años ha sido el amor al dinero fácil e ilícito".

Blanch asegura además sentirse "muy preocupado" porque "el juicio nos está deparando importantes sorpresas que ponen de manifiesto que "Castellón también fue territorio Gürtel".

Y "nos preocupa porque ahora que todos disparan contra todos recurriendo a aquello tan viejo y manido del <>, el fuego amigo del PP señala al propio Alberto Fabra, con el que han trabajado codo con codo y a sus órdenes todas las personas que ahora están al frente del PP en la provincia de Castellón y en la Comunidad Valenciana".

Visto lo visto, se pregunta, "¿las sorpresas han acabado ya o veremos a alguno de los arrepentidos pronunciando apellidos como Bonig y Barrachina?".

"¿Saldrá otra garganta profunda a decir que un determinado empresario pagó en el pasado en negro y por encargo los servicios prestados en campañas electorales en las que se consiguió convertir en alcaldesa de Vall dÚixó a Isabel Bonig y en diputado nacional al actual presidente provincial del Partido Popular?

Blanch asegura que "si alguien se ha quedado sin coartada argumental es Miguel Barrachina, porque quienes en el PP dicen que toda la suciedad que está aflorando es cosa del pasado, de qué pasado hablan, del de Zaplana, del de Camps, del de Carlos Fabra, del de Alberto Fabra?

Barrachina siempre estuvo ahí, siempre formó parte del núcleo duro, siendo concejal, diputado autonómico, diputado provincial, diputado nacional o director general en el Ministerio de Trabajo". Otra dirigente que siempre estuvo en el cuadro de mando fue Isabel Bonig, "no lo olvidemos".

Ernest Blanch considera que todo lo que ha sucedido en esta tierra y que ahora está quedando de manifiesto es "muy triste", pero dice que "hemos conseguido llegar al conocimiento de la verdad gracias al compromiso con la democracia del Partido Socialista y al arrojo de personas como Ximo Puig, que en su día fue uno de los diputados que firmó la querella contra el Partido Popular".