Diputación CS: La Diputación promociona en el Arenal Sound "Castellón tierra de festivales"


 
La Plana al Dia | Diputación CS | General | 02-08-2017
 

La Diputación de Castellón destina 139.150 euros para promocionar durante el Arenal Sound el resto de festivales musicales que se celebran en la provincia. La estrategia se enmarca en la campaña Castellón Tierra de Festivales y busca llevar el mensaje a los alrededor de 300.000 participantes en el evento que acoge Burriana esta semana.
La acción, como recoge un comunicado oficial, forma parte de la
apuesta por los festivales para consolidar a los más de 700.000 espectadores que acudirán este año a los conciertos de los grandes festivales de la provincia.
El vicepresidente de Turismo de la Diputación, Andrés Martínez, ha resaltó la línea de ayudas (400.000 euros) de la institución para fortalecer los cuatro grandes festivales que acoge Castellón.
Cabe recordar que el reparto entre los macroeventos musicales adjudicatarios de los contratos de patrocinio son los siguientes: Arenal Sound (139.150 euros), FIB (121.000 euros), Rototom Sunsplash (90.750 euros) y SanSan Festival (47.795 euros).
Añade que “estamos trabajando decididamente para que la provincia de Castellón se convierta en la capital europea de la música durante todo el verano”,
Las cifras avalan la apuesta de la Diputación para potenciar Castellón como tierra de festivales, ya que para 2017, los organizadores esperan más de 710.000 espectadores, que generarán unos ingresos de unos 60 millones de euros en el tejido empresarial y la creación de más de 2.000 puestos de trabajo. “De hecho, la celebración del FIB y del San San, ambos en Benicàssim, han confirmado las mejores previsiones, igual que parece que hará el Arenal Sound esta semana en Burriana”, ha asegurado Martínez.
Una provincia pionera en la organización de festivales
Precisamente, desde 1995 la provincia de Castellón es pionera en el turismo de festivales, con el primer FIB que reunió a unos centenares de personas en Benicàssim. La experiencia, el esfuerzo de los empresarios turísticos y el compromiso firme de las administraciones por impulsar estos eventos han hecho que, dos décadas después, Castellón se consolide como tierra de festivales.