Diputación CS: Forman a 2.000 personas para utilizar 200 desfibriladores en septiembre


 
La Plana al Dia | Diputación CS | General | 09-08-2017
 

Dos mil personas participan en los cursos de formación organizados por la Diputación de Castellón para utilizar los 200 desfibriladores adquridos tras el acuerdo plenario de dotar a la provincia de este material. La intención de la corporación provincial es que a partir del 4 de septiembre se puedan usar estos aparatos. Villores, Villanueva de Viver, Torralba del Pinar, Sacañet, Castillo de Vilamalefa, La Torre d’en Doménech, Higueras, Matet, Argelita y Ayódar serán los primeros municipios en disponer de estos aparatos el próximo mes.
Cuatro de los 200 desfibriladores se ubicarán en el Palacio de las Aulas, en el edificio de Nuevas Depenencias, en el centro de Penyeta Roja y el Castillo de Pêñíscola. Los 196 restantes irán a los municipios que los han solicitado.
El material sanitario adquirido, según el comunicado oficial, son desfibriladores externos semiautomáticos, que deberán ser destinados al restablecimiento de un ritmo cardiaco eléctrica y mecánicamente efectivo ante casos de fibrilación ventricular o de taquicardia ventricular en ausencia de pulso, que puedan registrarse en deportistas, personas mayores, enfermos con patología cardiovascular previa o personas sin patología previa con concurrencia de súbita parada cardiorrespiratoria.
La diputada de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha destacado que “hemos atendido las 126 solicitudes de ayuntamientos de la provincia y hemos priorizado la instalación de los desfibriladores y las acciones de formación en los municipios más pequeños y con menos servicios”. Y es que se trata de los municipios que tienen mayor puntuación en la valoración de las solicitudes formalizadas.
En el proceso de formación de los operadores no sanitarios y a la puesta en funcionamiento de los desfibriladores, se han tenido en cuenta tanto los servicios disponibles, como los núcleos urbanos o la población. Así, la Diputación entregará a cada ayuntamiento desde un desfibrilador, como es el caso de los municipios más pequeños, hasta los siete dispositivos que instalará en Castellón de la Plana.
La Diputación adjudicó el programa de prevención de riesgo cardiovascular por 272.000 euros para tejer en toda la provincia, pero con especial atención en el mundo rural castellonense, una red sanitaria que mejore la calidad de vida de los castellonenses ante una emergencia de riesgo vital. Además de la instalación, la empresa adjudicataria se compromete a ofrecer en los núcleos poblaciones en los que se instalen los desfibriladores una completa formación que se prolongará durante un mes para que un número determinado de vecinos conozcan el funcionamiento de los equipos y puedan emplear en caso necesario.
El equipamiento que se repartirá cuenta con 300 números de descargas y 13 horas de autonomía por desfibrilador y un periodo de garantía de 15 años. Además, para que el uso del dispositivo DESA sea lo más sencillo posible, éste guía al operador en cuanto a la frecuencia de las comprensiones y cuenta con un dispositivo que establece la adecuada profundidad de las comprensiones a practicar.