l'Alcora: Sara Dario (Italia) gana el Premio del Público del 37º Concurso Internacional de Cerámica de l’Alcora


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/9/163036_93868/1_M1.jpg
Publicidad
La Plana al Dia | l'Alcora | Cultura | 13-09-2017
Sara Dario (Italia) gana el Premio del Público del 37º Concurso Internacional de Cerámica de l’Alcora

Realizado el escrutinio de los votos emitidos en el Museo, la votación on line y la votación de los ceramistas participantes en la exposición que reunía las obras finalistas de la presente edición, la obra ganadora del Premio del Público del 37º Concurso Internacional de Cerámica-CICA2017 ha sido "Memoria andata", de la artista italiana Sara Dario.

Este Premio, patrocinado por la Caja Rural de l’Alcora y dotado con 2.800 €, se instituyó en 1996 para estimular la participación activa y crítica del público de esta prestigiosa exposición, ofreciendo la posibilidad de emitir un voto por persona y sondear de este modo la valoración que los visitantes hacen de las obras expuestas.


Recordemos que, como viene siendo tradicional, el Premio Especial del Público se entregará en la próxima edición de Cevisama.


Trayectoria artística de la ceramista vencedora

Nacida en Venecia en 1976, se diplomó en el Liceo Artístico de Venecia y se graduó en Escultura en la Academia de Bellas Artes de Carrara. Durante los estudios académicos, se interesa por la fotografía y las técnicas de impresión, no sólo las tradicionales, como el blanco y negro y el color, sino sobre todo las no convencionales como el grabado fotográfico y la serigrafía sobre diversos materiales y soportes.

Al final de los estudios académicos asiste a un curso de cerámica con la idea de imprimir sus fotos sobre este material, descubriendo que los materiales más eficaces para ello son el gres y en particular la porcelana, con su delicadeza y transparencia.

Su investigación estética se centra en combinar la escultura y la fotografía, dando así cuerpo a las imágenes. Además, las imágenes están ligadas a los recuerdos, la memoria, las imágenes de la vida; son a menudo imágenes de situaciones, sentimientos y sensaciones vinculadas a momentos de la vida cotidiana; serigrafiando directamente sobre el barro el resultado es matérico y la imagen apenas se intuye.

Los objetos que crean son fotoesculturas de gres, esculturas ligeras de porcelana y objetos de uso tales como teteras, copas, azucareros, jarras pequeñas y grandes y centros de mesa en gres. Su fuente de inspiración es Munari, que opina que la simplicidad y la simplificación del trabajo son la base de cada forma. Así, trata de crear objetos que tienen una elaboración muy simple, eliminando cualquier elemento que pueda recargar las formas. De ahí la elección de la técnica de placas y la fotoserigrafía: trabaja directamente con la foto ya impresa en la placa y crea la forma; la foto no se aplica como en la fotocerámica, sino que la forma nace de la imagen.