Onda: Donación de una colección de mariposas al Museo de Ciencias Naturales del Carmen


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/8/161743_92821/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Galeria/2017/8/161743_92821/2_M1.jpg
La Plana al Dia | Onda | General | 08-08-2017
Donación de una colección de mariposas al Museo de Ciencias Naturales del Carmen

El Museo de Ciencias Naturales del Carmen de Onda, ha recibido una donación de una colección de mariposas con la que casi se duplica la colección actual existente y ello ha sido gracias a que el vilarealense Manuel Costa Seglar ha hecho entrega de un total de 75 cajas de coleccionista, debidamente catalogadas, en que se han recogido la colección que ha conseguido reunir a lo largo de sus 74 años de vida y después de haber cazado este tipo de insectos en numerosos países.
Manuel Costa ha indicado que ha hecho donación de la colección al museo “porque mi colección no tiene continuidad, porque vine un día a ver el museo y lo vi tan cambiado y distinto a como lo recordaba que me encantó y pensé que valía la pena ofrecerlas para se quedasen aquí a fin de que la gente pueda verlas y estudiarlas”.
El coleccionista, de profesión ingeniero técnico agrícola, ha viajado por muchos países trabajando para la empresa Bayer y destaca que ”el hecho de interesarme por las plagas me llevó a fijarme en las mariposas nocturnas y fue cuando comencé a cazarlas y coleccionarlas; en el año 87 me trasladaron a Brasil y allí seguí con mi afición”.
La mayoría de mariposas han sido cazadas por el coleccionista, aunque también hay muchas que han sido cambiadas con otros coleccionistas “como si fueran cromos” destaca Manuel Costa.
Personalmente ha cazado mariposas en España, Venezuela, México, Colombia, Costa Rica... incluso en el Amazonas.
La donación consta de 50 cajas de mariposas españolas y unas 25 de las extranjeras y entre todas habrá más de mil especies diferentes. Aparte, deja otro millar más pero sin preparar ni clasificar, como fondos de la misma colección.
Costa considera que las virtudes para la caza de mariposas son la paciencia, quietud, tranquilidad, aguante, perseverancia y suerte.
Hay diferentes métodos para cazar mariposas y depende de si son diurnas o nocturnas, aunque en ambos casos hay que buscarlas donde se sabe que es su hábitat y época, lógicamente, aunque se trata, sobre todo, de esperar el momento adecuado. Las nocturnas se cazan con trampas luminosas que se elaboran con luz de vapor de mercurio, una sábana blanca y un bote con cianuro.
Una de las especies de la que se siente más orgulloso es de la Graellsia Isabellae, o mariposa isabelina. Es endémica de España y suele rondar el pino silvestre.
La colección también cuenta con otras especies que se incluyen en el libro rojo de los lepidópteros, por lo que algunas están en peligro de extinción, sobre todo por los cambios que haya podido sufrir su hábito natural.