Plana Baixa: Suera ya es todo este domingo ‘un poble al carrer’


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2018/12/180545_108393/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/12/180545_108393/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/12/180545_108393/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/12/180545_108393/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/12/180545_108393/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/12/180545_108393/6_M1.jpg
La Plana al Dia | Plana Baixa | General | 30-12-2018
Suera ya es todo este domingo ‘un poble al carrer’

Toda Suera vuelve a ser este domingo ‘Un poble al carrer’, la muestra etnológica organizada durante 23 años consecutivos por el Centre Cultural, que se celebra tradicionalmente el domingo antes del día de Reyes, salvo algunas excepciones, como en 2017. Este año incluye también la llegada del paje real, prevista para las 17.30 horas en la plaza Mayor.
Se trata de la muestra etnológica de costumbres y tradiciones pionera en las comarcas de la provincia de Castellón.
A partir de las 10.30 horas, con la concentración en la plaza y el pregón del alcalde, que ahora coincide con el real, José Martí Garcia, llamando a la fiesta, ha comenzado la muestra. Le acompañaban en la comitiva la subdelegada del Gobierno en Castellón, Soledad Ten Bachero, el alcalde de Tales, Vicente Juan Prades Ramos, la alcaldesa de Fanzara, Ana Pastor Martínez, el secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ernest Blanch Marín, entre otros cargos públicos y políticos socialistas.
Después ha tenido lugar el tradicional despertar de la Aurora y la matanza del cerdo, mientras todas las paradas tradicionales estaban al público. Se podía visitar las tabernas y probar la gastronomía de la tierra: comer buñuelos, ‘orelletes’, ‘figues albardaes’, ‘panfigos’ o calabazas al horno.
Los visitantes pueden comprar productos típicos a los tenderos, carniceros, panaderos, o ‘meleros’. También pueden ver cómo se hace el queso, cómo se trillaba, se hacían albardas o colchones, así como visitar las exposiciones dentro de las mismas casas del pueblo o charlar con los integrantes de los distintos oficios: panaderos, herreros, albarderos, alpargateros, comerciantes de algarrobas, carpinteros, estanqueros o jaboneras.
A lo largo del día, diversos personajes típicos recorren el municipio: el tratante de caballerías, la mujer con la ‘tina’ en la cabeza, el ‘pellero’, el pollero, el sereno, niños que venden hierba o jugando a los bolos. Y también se podrá ir a la escuela de principios del siglo XX con los más pequeños.
En esta XXIII edición sigue la innovación introducida el año pasado y en las puertas de las casas se pueden ver fotografías ampliadas con la gente que vivía en ellas hace años.

 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana