Vila-real: Profanan la Basílica de Sant Pasqual, de Vila-real


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/7/160964_92230/1_M1.jpg
Publicidad
La Plana al Dia | Vila-real | Sucesos | 16-07-2017
Profanan la Basílica de Sant Pasqual, de Vila-real

Este pasado viernes, 14 de julio, una o varias personas aún desconocidas, profanaron la Eucaristía en la Basílica de Sant Pasqual, en Vila-real, e incluso trataron de abrir el sepulcro del patrón del municipio.

Ante estos hechos, el Obispo de la Diócesis Segorbe-Castelló, Casimiro López Llorente, emitió un comunicado de condena y de llamamiento a la población creyente a participar en una celebración la próxima semana.

El escrito del Obispo es, textualmente, el siguiente:

1. De nuevo tengo que comunicar y denunciar públicamente una grave profanación del Santísimo Sacramento de la Eucaristía: esta vez ha ocurrido en la Basílica de San Pascual en Villarreal. Ayer, viernes 14 de julio, descubrimos que había sido forzada la puerta de la celda del Santo, sita en la Real Capilla, abierto el Sagrario y robado el copón con las especies eucarísticas.

2. Para reparar este acto sacrílego celebraré una Santa Misa de desagravio en la misma Basílica de San Pascual el domingo próximo, día 23 de julio, a las 19:00 horas a la que invito a todos los católicos de la Diócesis de Segorbe-Castellón, sacerdotes, religiosos y laicos, acompañando a la comunidad de MM. Clarisas en este momento doloroso. Especialmente invito a esta celebración a los fieles católicos de Vila-real, por lo que he pedido y pido a las parroquias de la Ciudad que suspendan las Misas a esa misma hora. Esta especial invitación la hago extensiva a los miembros de la Adoración Nocturna Española, de la Adoración Nocturna Femenina y del resto de asociaciones eucarísticas de la Diócesis.

3. Como en el caso de la parroquia de Teresa, a principios del mes de mayo, este nueva profanación nos llena de profundo dolor. Se trata de actos sacrílegos contra el mayor tesoro que tenemos los católicos: la Santísima Eucaristía. Este nuevo acto es aún más significativo por haberse realizado en la Basílica de San Pascual, Patrono de los Congresos Eucarísticos y Asociaciones Eucarísticas y de nuestra Diócesis de Segorbe-Castellón. Por ello, como Obispo, pido a los sacerdotes que en todas las parroquias se lleven actos de desagravio y de reparación sea con la celebración de la Eucaristía o con la exposición prolongada del Santísimo Sacramento con turnos de adoración.

4. Este suceso nos permite volver a reflexionar sobre lo que supone que el Señor se haya quedado presente entre nosotros bajo las especies eucarísticas. Jesucristo, nuestro Señor, a pesar de todos los riesgos y peligros, mantiene hoy su voluntad de permanecer entre nosotros; es una señal inequívoca de que los bienes que se desprenden de su presencia son infinitamente más grandes que los males que se puedan derivar.

5. Exhorto a los todos fieles católicos a aprovechar lo acontecido para renovar nuestra fe y devoción eucarísticas. Detrás de estos sucesos se esconde una llamada a la conversión dirigida a cada uno de nosotros. Hagamos de este agravio una oportunidad de desagravio. Que esta ofensa sea ocasión para suscitar y manifestar nuestro amor hacia Jesucristo, presente en la Eucaristía.

6. Finalmente recuerdo a los responsables de velar por la seguridad y cuidado del Sagrario en las iglesias, templos y oratorios, que observen lo que dispone al respecto el canon 938 del Código de Derecho Canónico, con el fin de evitar actos como estos.

Castellón de la Plana, a 15 de julio de 2017.

+Casimiro López Llorente