Vila-real: El Villarreal CF mereció por juego y ocasiones la victoria, pero al final empató (2-2) ante el Slavia


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/1_M1.jpg
Publicidad
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/8_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/9_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/10/164372_94932/10_M1.jpg
La Plana al Dia | Vila-real | Deportes | 19-10-2017
El Villarreal CF mereció por juego y ocasiones la victoria, pero al final empató (2-2) ante el Slavia

El Villarreal Slavia de Praga empataron a dos goles en el tercer encuentro de la fase de grupos de la Europa League en un partido donde los amarillos se hicieron merecedores al triunfo.
El partido empezó bastante equilibrado con dos equipos que buscaban la meta contraria, aunque era el equipo amarillo quien se aproximaba más al área rival. Sin embargo, fue el Slavia de Praga el que se adelantó en el marcador en el minuto 18 tras un perfecto cabezazo de Necid, tras un centro de Sobol. El ariete checo se adelantó a la zaga amarilla y el cuero se alojó en el fondo de las mallas. La réplica amarilla llegó un minuto con un disparo de Roberto Soriano que se fue desviado.
En el minuto 29 el Slavia, tras una buena jugada trenzada, anota el segundo tanto, obra de Danny, tras un pase de Sykora. Un auténtico jarro de agua fría para el Villarreal CF.
Pero la reacción del equipo de Calleja fue descomunal, anotando en tres minutos dos goles. EL 1-2 llegó en el minuto 41, tras un genial pase de Fornals sobre Trigueros y el talaverano no perdona. Dos minutos después, el colombiano Bacca recogió una pelota dentro del área a centro de Bonera y consigue el empate a dos.
La segunda parte comenzaría con presión del equipo amarillo que buscaba con ahínco el tercer gol. Pablo Fornals con dos remates consecutivas que salvó la defensa checa y el turco Unal tras un centro de Jaume Costa desperdiciaron sendas ocasiones para haber marcado. A medida que iba transcurriendo el choque el equipo amarillo iba acentuando más su dominio. Bakambu y Bacca pusieron a prueba el meta checo.
Al final, ese dominio no tuvo su traducción en el marcador y el partido concluyó en empate a dos. Ahora esperar al partido de Praga poder sumar los tres puntos que permitan afianzarse en el primer puesto del grupo A de la fase de grupos de la Europa League.