Vila-real: El Villarreal CF pierde ante el Barcelona por 0-2 en un encuentro marcado por la expulsión de Raba


 
La Plana al Dia | Vila-real | Deportes | 10-12-2017
 

El Villarreal CF perdió ante el FC Barcelona en un partido donde le jugó de tú a tú al líder, aun que la expulsión de Raba resultó determinante para que el conjunto catalán se impusiese en un primer tiempo bastante equilibrado y donde los equipos buscaban la portería contraria.
La primera ocasión fue del cuadro culé con un cabezazo de Piqué al minuto 3 que se topó con la madera. La réplica amarilla llegó tres minutos después con un cabezazo de Raba que detuvo Ter Stegen. Eran minutos de un toma y daca y cualquier equipo podía abrir el marcador y en el minuto 15 Soriano de primeras hizo lucirse a Ter Stegen que paró en dos tiempos.
En el minuto 21 fue Messi el que lanzó una falta en la frontal del área y la detuvo Asenjo. Ya en la recta final del primer período Soriano y Messi también gozaron de sendas ocasiones para los dos conjuntos.
En la reanudación, siguió la misma tónica, aunque era el FC Barcelona el que creaba más peligro, aunque el equipo de Calleja continuaba dando la cara ante el líder, pese a las muchas bajas. En el minuto 58 Messi estuvo a punto de marcar, pero su remate salió ajustado al palo izquierdo. Dos minutos después llegó la expulsión de Raba y el Villarreal CF se quedaba en inferioridad numérica y todavía restaban treinta minutos para el final del envite
Demasiada desventaja para hacerle frente al líder. Suárez envió un tiro el poste en el 67 y cinco minutos el propio uruguayo fue el autor del primer gol tras una pared con Alcacer y tras sortear en la salida a Asenjo. También la tuvieron Trigueros Rodri para empatar, pero Ter Stegen abortó las ocasiones
En el minuto 82 Messi sentenciaba el choque tras un pase de Sergio Busquets batiendo en su salida a Asenjo. Hasta el final del partido el Barcelona gozó de alguna que otra ocasión más que fueron abortadas por Asenjo. Al final, derrota, la tercera consecutiva del equipo amarillo en un partido donde pesó mucho la expulsión de Raba.