Vilafamés: El Museo de Vilafamés expone piezas de arte kitsch de 1976


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2018/4/170724_100125/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/4/170724_100125/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/4/170724_100125/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2018/4/170724_100125/4_M1.jpg
La Plana al Dia | Vilafamés | General | 01-04-2018
El Museo de Vilafamés expone piezas de arte kitsch de 1976

Después de cuatro décadas, el Museo de Arte Contemporáneo “Vicente Aguilera Cerni” de Vilafamés (MACVAC) vuelve a mostrar una buena parte de las piezas que en 1976 formaron parte de la “Exposición al aire libre de arte kitsch". En el acto de inauguración estuvo presente uno de los autores, Antoni Bellido, y la familia del otro autor, Gabriel Cantalapiedra, muerto en 1997. El numeroso público asistente revivió una de las exposiciones más espectaculares del Museo de Vilafamés, a través de la cual se pretendía vincular el arte contemporáneo con el pueblo. Artistas y vecinos fueron retratados, formaron parte de la exposición y, al tiempo, se convirtieron en actores y espectadores de la obra expuesta. Bajo el concepto “kitsch”, con elementos de estética pop y utilizando materiales baratos, hicieron una parodia de sí mismos y de la sociedad del momento.

Rosalía Torrent presentó al artista Bellido que, al dirigirse al público, subrayó la buena acogida y el trato familiar que se estableció entre los autores de la exposición y el vecindario de Vilafamés. Una relación que se ve reflejada en los personajes representados a los cuadros y en la mirada paródica hacia la sociedad de los años setenta.

El “reestreno” de la exposición ha sido comisariada por el artista Clàudia Trilles y la documentalista Lledó Babiloni que han reunido una buena parte de las obras originales. Trilles agradeció el apoyo y la motivación que reciben de Rosalía Torrent todos los equipos de trabajo del Museo y del Centro Internacional de Documentación Artística “Aguilera Cerni” para traer adelante las numerosas actividades que desarrollan. Por su parte, Babiloni, que conoció la exposición de 1976 de muy joven, manifestó que “aquello de sacar el arte a la calle, al alcance del vecindario, influyó en personas como Clàudia, que gracias a aquello ahora es pintora, o a mí mismo que me incitó a estudiar y a licenciarme en Historia del Arte”.

Longi Gil, regidor de Cultura, señala que “en el contexto social y cultural de 1976 no era nada habitual que un museo sacara a la calle las obras de arte, fue un acto de valentía por parte de los autores y del Museo de Vilafamés”, al tiempo que añade que “la mirada al pasado nos tiene que servir para aprender de la historia y esta exposición fue una reivindicación de las libertades que la sociedad reclamaba en aquellos momentos tan delicados de la Transición”.


 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana