l'Alcora: Martina Escuder Arambul nominada a los relevantes Premios Quijote de Fotografía


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2022/11/202920_127883/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2022/11/202920_127883/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2022/11/202920_127883/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2022/11/202920_127883/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2022/11/202920_127883/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2022/11/202920_127883/6_M1.jpg
La Plana al Dia | l'Alcora | General | 22-11-2022
Martina Escuder Arambul nominada a los relevantes Premios Quijote de Fotografía

MARTINA ESCUDER NOMINADA A LOS RELEVANTES PREMIOS QUIJOTE DE FOTOGRAFÍA

JAVIER NOMDEDEU/L'ALCORA

La fotógrafa castellonense, residente en l'Alcora Martina Escuder Arambul ha sido nominada a los relevantes Premios Nacionales de Fotografía Quijote 2022.

Martina, nacida en Castellón lleva 10 años empadronada en la capital de l'Alcalatén donde desde 2014 tiene un estudio fotográfico que lleva su nombre.

Manifiesta que la animaron unas compañeras de profesión a que se presentará y siendo la primera vez que se presenta a un concurso queda nominada por lo que está muy satisfecha ya que además de se trata de un prestigioso certamen a nivel nacional.

Se presento en la categoría Reportaje Documental con una serie de fotografías sobre un parto.

De entre las tres nominaciones de cada categoría ( reportaje documental, social, paisaje, libre creación, retrato e infantil), se decidirá el premio de cada una que consiste en una obra del escultor Manuel Morante que reproduce la silueta del famoso personaje cervantino, entregándose el galardón a final de noviembre en Castilla la Mancha.

Desde su primera edición en 2006, AFOPROCAM (Asociación de Fotógrafos Profesionales de Castilla la Mancha ) se propuso crear un certamen propio, con participación limitada a los fotógrafos profesionales de nacionalidad española afincados en cualquier comunidad autónoma. En aquellas primeras convocatorias fue imposible prever que años después los Premios Quijote llegarían a convertirse en un destacado referente de la fotografía nacional, a la misma altura que otros grandes premios nacionales con dilatada implantación y apoyo institucional, como los reconocidos Premios Goya de Fotografía, que desde hace años reciben el impulso especial que a ellos se dedica desde el Gobierno de Aragón.

El nombre de «Quijote» fue sugerido desde sus inicios como una marca reivindicativa de la singularidad cultural española. El prestigio de la obra cervantina condicionó a los creadores del Premio obligándolos a exigir una elevada demostración de calidad artística en las obras premiadas, un criterio básico de excelencia plástica y técnica a la hora de juzgar las obras presentadas que pusiera de manifiesto la importancia cultural de la fotografía en la sociedad actual.

 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana