Burriana: Burriana ni respeta ni limpia el patrimonio


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/1_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/3_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/4_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/5_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/6_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/7_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2017/2/154292_88222/8_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | Cultura | 17-02-2017
Burriana ni respeta ni limpia el patrimonio

Ni los BIC (Bien de Interés Cultural) están a salvo en Burriana de las pintadas. Así queda patente en la plaza Mayor, donde a pesar de la existencia de varias cámaras de videovigilancia instaladas de una manera muy visible en las esquinas exteriores de la casa consistorial, hay gente que no tiene inconveniente en realizar ataques contra el patrimonio.
A principio de año fue una auténtica lluvía de meadas de animales y personas en el exterior del ábside de la Basílica El Salvador, un BIC desde mediados del siglo pasado. Hoy aún se pueden apreciar algunos restos de estas agresiones con suciedad, colillas e incluso restos de excrementos.
Las pintadas con spray son otros de los tipos de ataques que afean a puntos distintos de la población y del mobiliario urbano, pero también y de manera muy visible a las fachadas de las viviendas particulares de vecinos del Racó de l'Abadia, junto a la iglesia, e incluso a las mismas paredes del edificio del Ayuntamiento, justo debajo de una de las cámaras de videovigilancia. A pesar de piedra y no pintada, tampoco en este punto se han elimindo las pintadas. Del mismo modo, también la Basílica de El Salvador ha sido objeto de pintadas y, además, en el centro de la pared de la fachada principal, justo debajo de la inscripción de cuándo y por quien fue nombrada Basílica. Pero hay más. Los leones esculpidos en piedra de la puerta de entrada a la torre-campanario tambien han padecido el mismo ataque.
En todos los casos se da la circunstancia de que las agresiones han sido doble. La falta de limpieza no sólo se da por la existencia de una pintada, sino que hay una persona que se dedica a tapar los escritos en paredes y demás mobiliario aplicando encima una capa de spray gris y así es como se puede adivinar que las agresiones contra estos edificios y BIC son dobles y que no se eliminaron las primeras ni tampoco las segundas. El resultado, ahora es varias manchas de una tonalidad gris plata en los diversos puntos referidos, además de alguna que otra inscripción a boli y lápiz en las paredes exteriores del ábside.