Diputación CS: Dos nuevos pozos garantizarán el agua a Vilafranca, Benassal y la Sarratella


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2017/8/161749_92826/1_M1.jpg
Publicidad
La Plana al Dia | Diputación CS | General | 08-08-2017
Dos nuevos pozos garantizarán el agua a Vilafranca, Benassal y la Sarratella



En plena ola de calor y en menos de 24 horas, la Diputación de Castellón ha trasladado a varios municipios del interior su intención de aliviar sus problemas de escasez de agua construyendo dos nuevos pozos, los de Benassal y la Sarratella. Ayer le toco el turno a los municipios de Vilafranca y Benassal, cuyos alcaldes, en presencia del presidente del Consell, Ximo Puig, recibieron el anuncio de boca del presidente de la Diputación, Javier Moliner. Estos pozos buscarán resolver un problema de abastecimiento que obligar a depender de camiones cuba a estas localidades durante el verano.

Esta mañana, Moliner anunció la construcción de un nuevo pozo para solucionar el histórico problema del abastecimiento de agua en La Serratilla. Así lo ha anunciado a los vecinos en el encuentro que ha mantenido con Alfonso Arín, alcalde del municipio. Para ello invertirá 80.000 euros. “Somos muy conscientes del problema del agua y por eso confiamos en poder empezar a trabajar a finales de este mismo año en un pozo nuevo que hará el Ayuntamiento de La Serratilla, financiado por la Diputación, que permita tener solucionado el problema del agua, para tranquilidad de todos los vecinos”, apuntó Moliner según la nota oficial.

Además, Moliner ha estado visitando el antiguo horno del pueblo, que ha sido rehabilitado gracias a una inversión de cerca de 20.000 euros financiados con los Planes de Obras y Servicios de la Diputación. El presidente ha asegurado que “este edificio permitirá realizar muchas actividades, pero también es un proyecto importante porque permite refrescar la memoria colectiva, ya que detrás del edificio hay muchos recuerdos y esto contribuye a unir al pueblo”.

La visita a la Sarratella se produce 24 horas después de que Moliner se reunira ayer con Ximo Puig y los alcaldes de Vilafrranca y Benassal, Óscar Tena y Mª Luz Monterde, para coordinar el importante proyecto comarcal que supondrá la licitación de un pozo que permitirá garantizar el abastecimiento de agua de forma estructural en la zona. De hecho, han hecho el anuncio junto a Oscar Tena, alcalde de Vilafranca, y Mª Luz Monterde, alcaldesa de Benassal, una vez que ya ha sido preparado el proyecto por la institución provincial.
Moliner, que impulsó esta inversión facilitando la financiación para la compra de los terrenos del pozo, encargado a los técnicos de la Diputación el proyecto de obra y promoviendo que la Generalitat financiase las obras con dinero de una partida económica comprometida con el Gobierno Provincial, ha anunciado que una vez que se liciten y se ejecuten las obras, la previsión es que el verano de 2018 sea el primero sin incertidumbres de suministro de agu en la zona.
Hay que recordar que la Diputación de Castellón respondió ya en diciembre a una demanda histórica de Vilafranca para garantizar el suministro de agua a la población y a la industria local. El presidente del Gobierno Provincial, Javier Moliner, firmó un convenio con los ayuntamientos de Vilafranca y Benassal para asegurar de forma eficaz la prestación de un servicio básico que hasta la fecha está generando graves problemas de abastecimiento ya que resulta insuficiente para el suministro regular y adecuado.
En este sentido, este acuerdo ha permitido que se haya actuado de forma inmediata y urgente para mejorar el necesario suministro de agua a los más de 3.500 castellonenses que viven en ambos municipios del Alt Maestrat y responder así a una demanda histórica.

20.000 euros para comprar los terrenos del pozo

Para ello, el acuerdo impulsado por Moliner y en el que ha colaborado también la Generalitat, ha llevado a la administración provincial a destinar 20.000 euros para la adquisición de terrenos de titularidad privada para acometer la ejecución de un pozo para extraer aguas subterráneas en la zona de Les Llargueres, una vez que el abastecimiento que ofrecía el pozo ubicado en la misma zona resultaba insuficiente.
Moliner ha asegurado que “hemos demostrado lo importante que es trabajar para sumar. El caso de Vilafranca es un ejemplo, porque no era fácil encontrar una solución a un problema estructural como es el de la falta de agua”. Así, el presidente del Gobierno Provincial ha señalado que.”éste es buen ejemplo de colaboración entre Diputación, ayuntamientos de Vilafranca y Benassal y Generalitat, y de cómo hacer las cosas con sensibilidad hacia el mundo rural, especialmente porque beneficia, además de a los vecinos de la zona, a empresas que aguantan el empleo de la comarca”.

“Y es que hablar del agua en Villafranca no es solo hablar del suministro al casco urbano, estamos hablando de suministrar a un centro de trabajo para el cual el agua es absolutamente necesaria, y que es realmente el sustento de una comarca y el mayor ejemplo de compromiso por la ocupación rural que tenemos en toda la provincia de Castellón”, ha destacado Moliner.
En su reunión celebrada en el Ayuntamiento de Vilafranca ha explicado que “supondrá, sin duda, más confianza en el ámbito industrial y traducirse, creo que es el objetivo para el que todos trabajamos, en la creación de nuevos puestos de trabajo y que estos puestos consoliden la población en un entorno como este que, desgraciadamente, no tiene otras tablas de salvación a las que agarrarse para garantizar su futuro”.
El presidente de la Diputación ha afirmado que “con esta actuación coordinada le estamos diciendo a la gente del mundo rural que queremos trabajar juntos para que sigan viviendo aquí. Este es un buen ejemplo de lo que tenemos que hacer en un momento en el que el reto de la despoblación rural es una de las preocupaciones que a todos nos aterra y especialmente en estas comarcas de Els Ports y el Maestrat, en donde se convierte en una urgencia”.