Burriana: El problema no es Sant Gregori, sino la gestin de Sant Gregori


 

Galería fotográfica

Fotografia /Galeria/2022/12/203063_128020/1_M1.jpg
La Plana al Dia | Burriana | General | 09-12-2022
El problema no es Sant Gregori, sino la gestin de Sant Gregori

He estado dudando mucho sobre entrar a comentar acerca de la problemtica actual de Sant Gregori, pero al final he optado por manifestar mi opinin para que a quien le corresponda tomar decisiones la tenga como una ms de las posibles salidas, si es que las hay.
El penltimo actor en entrar a actuar en los ltimos das en esta inacabable obra de teatro que es la urbanizacin de Sant Gregori ha sido la Asociacin de Propietarios a favor del Programa, seguramente aturdida por la falta de actividad que observa, que ha intervenido con un escrito de ms de 11 pginas con multitud de preguntas al equipo de gobierno, oposicin, funcionarios, empresa, tcnicos externos e incluso propietarios en contra de la urbanizacin.
Por mi parte, no voy a hacer ms preguntas, que ya las hay demasiadas, sino a intentar aportar mi conocimiento del Programa desde que una empresa que conozco muy bien lo present all por el 16 de noviembre de 2000, hace ya la friolera de ms 22 aos, aunque hace ms de tres que ya nada tiene que ver, para dar posibles soluciones a un tema que cada da que pasa est ms complicado por la intervencin de numerosos actores con intereses muy dispares. A todos ellos hay que aadir desde hace unos meses a los tribunales de justicia, con la imputacin no solo de la alcaldesa, sino de varios tcnicos contratados por la urbanizadora ypodra ser tambin de algn concejal ms, como ya se ha solicitado por algunos propietarios.
Empezando por la gestin de este programa de 2.500.000 m2 es conveniente conocer que en otros programas no tan grandes, pero s importantes como el de Novenes de Calatrava o el del Polgono Carabona, ambos de ms de 500.000m2, la gestin y la tramitacin municipal ha seguido caminos muy diferentes.
Tan diferentes como que la Asistencia Tcnica externa contratada en ambos, empresas de consultora que aportaban diversos tcnicos para seguimiento y control de las obras, se haya aprobado por el Ayuntamiento en la misma firma del Acta de Replanteo del inicio de las obras y que cualquier certificacin que el Director de Obra y la Asistencia Tcnica preparaban, terminaba siendo aceptada siempre por los tcnicos municipales, previas las correcciones oportunas requeridas.
En el programa de Sant Gregori el proceso ha sido muy diferente, ya que su Asistencia Tcnica externa, formada por un solo tcnico, todava no tiene aprobada una aceptacin explcita del Ayuntamiento y las certificaciones que se llevan a la aprobacin, con el fin de poder cobrar las cuotas a los propietarios, lo hacen sin los informes del tcnico municipal.
Adems de que esto no haya sucedido en otros programas, si en el equipo de gobierno se leyeran bien los documentos firmados, sobre todo el de 16 de mayo de 2006 para la aprobacin del proyecto de urbanizacin, sabran que los tcnicos municipales pueden y deben valorar estas certificaciones y que ahora no solo no lo hacen, sino que algn concejal intrpido, con conocimiento de la alcaldesa segn reconoce ella misma en sus declaraciones en el Juzgado, les manifiesta por escrito que no lo hagan.
Pero la evidencia de que los terrenos no tengan prcticamente ningn valor para los propietarios y que no suba ste con la ejecucin del Programa como ha ocurrido siempre en otras ocasiones, o que desde septiembre de 2019 o enero de 2021 en que se firmaron la primera acta de replanteo y la complementaria, hayan pasado ya ms de 2 aos sin que las obras avancen ms all del 8%, provoca que cada da que amanece muchos propietariossientan la situacin del proyecto cada vez peor y se sumen a los que inicialmente presentaron sus quejas en el mismo Ayuntamiento o en los Juzgados.
Adems, en cada trmite administrativo de este Programa, cuando se les pide opinin a los tcnicos municipales, que no es siempre, solo en los casos preceptivos y necesarios, lo hacen habitualmente en sentido contrario de lo que asumen los tcnicos externos contratados por el equipo de gobierno, que actan como si se tratara de una administracin paralela a la existente, sin hacer caso alguno a la recomendacin de la Agencia Valenciana Antifraude que sobre esta cuestin le ha manifestado directamente al propio Ayuntamiento de Burriana.
Todas estas discrepancias han ocasionado los problemas jurdicos en que se encuentra el equipo de gobierno y la propia urbanizadora, ya que algunos propietarios molestos con la situacin presentaron sus quejas en los juzgados hace ms de un ao, estando abierta desde entonces la va penal por parte de la propia Fiscala.
Es importante tambin decir que esta no es la primera cuestin judicial que algunos propietarios han iniciado contra el Ayuntamiento y la empresa, y que todas las anteriores hasta ahora se han resuelto de forma favorable a los intereses municipales, incluso validando los informes externos frente a los de los internos de los funcionarios municipales, en algunos casos mediante sentencias todava no firmes por estar recurridas, pero nadie sabe que puede ocurrir ms adelante si sigue yendo tanto el cntaro a la fuente.
La ltima situacin en que se ha producido una opinin discrepante entre tcnicos externos e internos del Ayuntamiento, ha sido la peticin reciente de la empresa de una prrroga de dos aos en el plazo de ejecucin de las obras, que deberan de terminar inicialmente en septiembre de 2023, en menos de un ao. Los tcnicos externos la aceptan casi sin ningn retoque y los internos no lo ven apropiado de momento, exigiendo ms documentacin previa, aunque solo validan que el Ayuntamiento acepte una prrroga de poco ms de 6 meses, seguramente porque la asuncin del plazo que pide la empresa supone aceptar una deficiente tramitacin administrativa, lo que puede ocasionar perjuicios ms adelante al propio Ayuntamiento si vienen mal dadas.
Pero en todo caso, decida lo que decida el equipo de gobierno sobre esta ampliacin de plazo, la empresa est obligada a presentar un nuevo plan de obras mensual, con la posible resolucin del contrato si no se cumple, resolucin que algunos propietarios ya han empezado a solicitar en la actualidad al Ayuntamiento por el incumplimiento evidente del plan de obras hasta ahora existente.
Por otra parte, si hasta ahora la empresa, seguramente a causa del ruido jurdico existente que frena la entrada de posibles inversores, no ha avanzado en las obras, parece complicado, aunque muchos desearamos lo contrario, que lo hagan ahora de forma ms eficaz, ya que los temas judiciales todava pueden tardar a resolverse bastantes meses o incluso aos, lo que puede abocar al final a la posible resolucin del contrato.
Y la resolucin del contrato es lo que se ha de evitar a toda costa, los muchos que creemos en el proyecto as lo pensamos, ya que puede suponer su fin definitivo, con los problemas que pueda ocasionar al propio Ayuntamiento, a la empresa, a los muchos propietarios que siguen confiando en rentabilizar sus activos e incluso a toda la ciudad con la prdida de las muchas posibilidades que se abren para mejorar su economa.
Por todo ello, y en vistas de dar una solucin que pasa por ganar tiempo y que los condicionantes tanto jurdicos existentes como los econmicos derivados de la crisis actual, que ahora influyen en los avances del Proyecto, puedan reducirse o eliminarse, puede ser conveniente que se opte por la aprobacin de la suspensin temporal de la ejecucin del Programa, tal como se define en la disposicin transitoria 18 del Texto refundido de la Ley de Ordenacin del Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP), Decreto 1/2021 de 18 de junio.
Esta suspensin por dos aos, que puede ser solicitada legalmente por cualquiera de las partes, Ayuntamiento, empresa o propietarios, supone, entre otras cuestiones, tanto la paralizacin de las obras como el cobro de cuotas a los propietarios, a la espera de que se pueda avanzar ms adelante en cuanto se resuelvan los problemas jurdicos actuales e incluso vengan tiempos mejores en que pueda cambiar la situacin econmica actual devenida tras la COVID y acentuada por la guerra de Ucrania.
Posiblemente quien gestionara entonces el PAI sera el nuevo equipo de gobierno salido de las urnas del prximo mayo, lo que puede suponer una nueva oportunidad, ya que el actual ha demostrado con creces no saber gestionarlo, siendo ste el problema principal de Sant Gregori.
Despus de tantos aos de tramitacin, Burriana no puede permitirse perder el tren de Sant Gregori, que puede hacerla avanzar a ser un referente turstico de la provincia. Lo contrario supone un fracaso colectivo de todos los actores que han intervenido y sobre todo de la propia ciudad, con unas consecuencias por ahora impredecibles pero seguramente muy dainas para su economa y para su futuro.
A quien corresponda, mucho nimo en el empeo.

.-Miguel ngel Bod
 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana