l'Alcora: El Ayuntamiento buscará un terreno alternativo a la antigua azulejera Sanchis para la residencia de la tercera edad


 

Galeria fotogràfica

Fotografia /Galeria/2021/11/199148_124418/1_M1.jpg
Publicitat
Fotografia /Galeria/2021/11/199148_124418/2_M1.jpg
Fotografia /Galeria/2021/11/199148_124418/3_M1.jpg
La Plana al Dia | l'Alcora | General | 24-11-2021
El Ayuntamiento buscará un terreno alternativo a la antigua azulejera Sanchis para la residencia de la tercera edad

El Ayuntamiento buscará un terreno alternativo a la Sanchis para la residencia de la tercera edad



Falomir ha puesto en valor el trabajo realizado durante los últimos 2 años para adquirir la antigua fábrica, aunque, “por responsabilidad, al final no ha podido ser”



JAVIER NOMDEDEU/L'ALCORA

El alcalde de l’Alcora, Samuel Falomir, anunció que, finalmente, “por responsabilidad”, el Ayuntamiento no se quedará con el remate de la subasta de la antigua fábrica Sanchis que ganó la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).



Según explicó en rueda de prensa “el inmueble tiene muchas deudas -muchos acreedores a los que debe dinero-, y podría generar a la larga un perjuicio económico al Ayuntamiento de 3 millones de euros”.



Falomir ha indicado que “esperamos que en los próximos días la Sareb, como ganadora de la subasta, realice la escritura del inmueble y, en ese momento, desde el Ayuntamiento le notificaremos que tiene que eliminar el fibrocemento”.



No obstante, “una vez la sociedad haya podido anular todas las cargas que tiene el inmueble y no tenga ningún tipo de carga fiscal al respecto, el Ayuntamiento estaría dispuesto a abrir una línea de diálogo para llegar a un acuerdo y adquirirla”. De esta manera, el alcalde no da totalmente la compra por perdida, aunque apunta que, “de darse las condiciones óptimas para adquirirla, sin cargas que puedan afectar a la estabilidad presupuestaria del consistorio, sería a muy largo plazo”.



Falomir ha destacado que “hemos estado desde el primer día y hasta el último momento intentando llegar a un acuerdo, ya que comprar la antigua fábrica era un objetivo del Gobierno municipal, principalmente, por dos motivos: por un lado, por una cuestión de seguridad, para poder eliminar todo el fibrocemento, que constituye un peligro; y por otro, para disponer del terreno necesario para poder construir allí el día de mañana una residencia para la tercera edad”.



El primer edil ha detallado en la rueda de prensa los pasos que ha dado el Ayuntamiento en este sentido hasta hoy:



- Al inicio de la legislatura se pidieron 3 presupuestos a aparejadores para la redacción de un proyecto de eliminación de todo el fibrocemento. A finales de 2019 se adjudicó dicho proyecto. Los trabajos de eliminación del fibrocemento se cuantificaron en alrededor de 470.000 euros.



- Una vez se tuvo el proyecto, el Ayuntamiento se puso en contacto con la empresa propietaria del inmueble, que había entrado en quiebra. El responsable directo era un administrador concursal nombrado por el juzgado.



- El 23 de octubre de 2020, el aparejador municipal hizo un informe de valoración del inmueble, valorándolo en 416.000 euros.





- El 26 de octubre de 2020, el Ayuntamiento hizo una oferta económica de 341.000 euros (416.000 - 70.000 euros que la empresa debía al Ayuntamiento por impagos del IBI) para poder adquirir los terrenos. El administrador concursal no aceptó la oferta.



- El 22 de diciembre de 2020 salió a subasta el inmueble. El Ayuntamiento participó en la subasta con el mismo importe que había ofertado (341.000 euros). Subasta que, finalmente, ganó la Sareb.



- La Sareb ofreció al Ayuntamiento ceder el remate de la subasta por el mismo precio que la sociedad había ganado la subasta (400.000 €).



- El Ayuntamiento comenzó a estudiar la oferta por considerar el precio razonable.



- El Pleno aprobó este verano por unanimidad una partida presupuestaria de 400.000 € para poder hacer frente a la compra.



- Cuando se inició el procedimiento para hacer la compra se empezó a ver una serie de problemas que hasta la fecha el consistorio desconocía. El principal es que el inmueble tiene un embargo de 3 millones de euros.



- Al no poder eliminar todas las cargas del inmueble antes de comprarlo, el Ayuntamiento ha decidido finalmente no adquirirlo.



“Teniendo toda esta información hubiera sido muy irresponsable por nuestra parte comprarlo y que de aquí a unos años pudiéramos tener una sorpresa y que un inmueble que ha costado 400.000 euros que después cueste un millón o dos millones de euros más”, ha explicado el alcalde, destacando que “el interés general manda y nos dice que no podemos ir a una operación que sabemos que puede acarrear, a la larga, problemas económicos graves al Ayuntamiento”.



La semana pasada el Ayuntamiento notificó a todas las partes la renuncia al remate de la subasta. Así, la Sareb puede proceder ya a escriturar el inmueble.



“Hemos llevado a cabo un gran trabajo durante estos últimos dos años para intentar conseguir aquello a lo que nos comprometimos. A veces las cosas no salen como uno quisiera, pero puedo asegurar que hemos hecho todo lo posible”, ha expresado el alcalde, insistiendo en que “vamos a trabajar al máximo para que se elimine todo el fibrocemento, si no como propietarios del inmueble, sí obligando al propietario a que lo haga, ya que entraña un gran peligro”.



Con respecto a la residencia de la tercera edad, Falomir ha indicado que “desde el equipo de gobierno seguiremos trabajando para buscar otros terrenos en los que poder hacer realidad este servicio tan demandado y necesario en l’Alcora”.


 
Amb la col.laboració de:
la conselleria d'educació, investgació, cultura i esport.
Generalitat Valenciana